La respuesta es obvia. No, claro que no.. Lo que sucederá es que comerás uva durante toda la temporada, no sólo durante 20 días. Nada de alternar con cereales, carne , pescado o un hubo frito. Sólo uva. Es lo que hace mi amiga Yolanda. Lleva casi 20 días comiendo solo uva. Sí, solamente uva. Es la dieta de desintoxicación de su organismo, que equivale a hacer un reset a tu cuerpo.
En mi caso, como creo que no sería capaz, lo que hago es comer los alimentos que mejor me sientan, que no me produzcan  hinchazón, que me regulan el tránsito intestinal, y busco un cierto equilibrio entre proteína/hidratos/verduras y frutas. Y eso sí, tomo la fruta separada de las comidas para una absorción rápida y completa sin que llegue a fermentar y se pierdan las vitaminas por el camino. Y cero lácteos! Ya los comí de pequeña. Ahora leche de arroz, de avena… yogures de soja.
Siempre me han interesado estos temas, incluso me regalé “Nutrición y bromatología”, que reside en los estantes de mi librería por ser demasiado especializado. Me cuestiono, qué tipos de dieta son los más adecuados. Disociar los alimentos?, alimentación energética, vegetariana, mejor la macrobiótica?  http://www.lavanguardia.com/salud/20120228/54261290872/montse-bradford-lo-que-pensamos-genera-emociones-pero-tambien-lo-que-comemos.html, yo me inclinaría  por una alimentación que integre un poco de todo y sienta que me cuido y es buena para mí. Cereales, proteína y verde, dicen unas, y cuanta más proteína mejor, mas deshinchada estás, comentan otras.  El pescado azul -omega 6- es otro tema de conversación, pero que no sea de piscifactoría… que nade en mar abierto  para que contenga poca grasa y esté bien alimentado!.
Uff! Que lata tanta proteína, pienso yo! Y así andamos, de un lado a otro y de unas recomendaciones a otras. Unas afines y otras contradictorias.
Lo interesante de estas desintoxicaciones profundas de hígado y riñón, es que son parecidas a una meditación. Limpias y barres lo antiguo, lo que colocaste allí, en tus órganos año tras año y ya no lo usas, o sí. Pero si no sirve lo dejas ir. Lo sueltas.
La meditación, es también como una limpieza general de la mente, una especie de purificación. Descansa y relaja nuestra mente desarrollando nuestro poder de concentración y de consciencia, y nos ayuda a afrontar los retos de cada día de forma más eficaz y eficiente. Y así, día tras día, la serenidad de una mente limpia va surgiendo y,  con la ayuda de un ayuno, la claridad es todavía mayor.
Como te contaba, yo no lo he hecho con uva, pero sí con Savia de Arce. Y la experiencia me gustó.
A vueltas con lo de la uva, este fin de semana pasado, 1 de noviembre, en el estupendo suplemento –ES de La Vanguardia, salía un artículo de J.Jarque hablando sobre la uva que titulaba “Salud en un racimo de uva”. El artículo no está colgado, pero os paso el link del suplemento http://www.lavanguardia.com/estilos-de-vida/index.html
Nos dice que la mejor uva fresca de temporada la encontramos ahora, tanto en otoño como en los primeros meses de invierno. Y que su sabor depende, no sólo de su variedad, sino del tipo de suelo en el que se haya cultivado.
También nos habla de sus beneficios, como aporte de vitaminas B6, C y potasio y un antioxidante muy poderoso, el proantocianidina, que tiene 20 veces mas poder antioxidante que la vitamina D y 50 veces mas que la vitamina C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

9 + tres =

Publicar comentario